Los pensamientos negativos en la depresión se asocian con sensaciones perceptivas

Encuentro destacable que, según este estudio, el 40% de encuestados experimentan sensaciones corporales. Pienso que refleja algo obvio: no hay división entre cuerpo y mente. Lo que sucede en la psique, está sucediendo en el cuerpo físico, y viceversa. La experiencia profesional me hace constatar que pasa lo mismo que explica este estudio con los problemas de ansiedad, de estrés y pánico, los trastornos alimentarios y otros trastornos del estado de ánimo. Va siendo hora de que los terapeutas y profesionales sanitarios re-consideremos el organismo como Un Todo. Avanzamos!

Según un equipo de investigadores del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Hamburgo (Alemania), los pensamientos negativos y los fenómenos sensoriales que experimentan las personas con depresión no deberían conceptualizarse como experiencias independientes.

El estudio, publicado en la revista Cognition and Emotion (Cognición y Emoción) bajo el título “Beyond words: Sensory properties of depressive thoughts” (Más allá de las palabras: propiedades sensoriales de los pensamientos depresivos), pretende determinar hasta qué punto las cogniciones depresivas van acompañadas de experiencias sensoriales, así como el tipo de relación existente entre esta asociación y la gravedad de los síntomas, la conciencia de enfermedad y la calidad de vida del paciente.

Para tal fin, se han analizado los datos procedentes de una muestra de 356 personas diagnosticadas con depresión leve a moderada -seleccionadas a través de diferentes fuentes (hospitales, compañías de seguros y foros on-line)-, a las que se les aplicó un cuestionario online relativo a las propiedades sensoriales de sus pensamientos depresivos.
Los resultados muestran que el 57% de los participantes afirmó que sus pensamientos negativos presentaban cualidades sensoriales (por ejemplo, algunas personas manifestaron que la crítica interna de sus pensamientos negativos se acompañaba de una voz real). En cuanto a la modalidad, el 40% experimentó sensaciones corporales, el 31% auditivas y el 27% visuales.

Asimismo, los autores observaron que el grado de percepción se asociaba con la calidad de vida del paciente. De hecho, aquellos que reportaron propiedades sensoriales en sus pensamientos negativos habían tenido más episodios depresivos previos y habían sido hospitalizados por depresión con mayor frecuencia.

El estudio concluye que los pensamientos depresivos no sólo son verbales, sino que comúnmente se acompañan de experiencias sensoriales que refuerzan la sensación de autenticidad de este tipo de pensamientos, lo que aumenta el impacto emocional y contribuye a su generalización, siendo más difícil cambiarlos.

Tal y como señalan los autores, si bien es imprescindible realizar más estudios de replicación, estos resultados tienen importantes implicaciones prácticas tanto a la hora de diseñar futuras escalas de evaluación de la depresión como en la implementación de tratamientos eficaces. A este respecto, sugieren que los fenómenos sensoriales pueden utilizarse de una manera positiva durante el proceso de intervención, por ejemplo, animando a los pacientes a revivir experiencias felices o imaginarse llevando a cabo acciones con resultados positivos.

Fuente: Infocop y  British Psychological Society

language; $usuari = user_load($node->uid); /* var_dump($usuari); */ $nomimatge33 = explode("//", $usuari->field_foto_user[$lang][0]['uri']); ?>

make up wisuda make up jogja make up prewedding jogja rias jogja prewedding jogja prewedding yogyakarta berita indonesia yogyakarta wooden craft daily review dinamo jogja genset jogja